Falso

Durante la semana pasada El Baquedano – quienes se denominan como «un medio que te dice las cosas como son» – publicó en su cuenta de Instagram una imagen donde aseguraban que la OMS reconocía que las cuarentenas eran una medida innecesaria. En Check-In clasificamos esta información como falsa y acá te contamos por qué.

La publicación se titula: “La OMS reconoce que las cuarentenas eran innecesarias. 150 millones de personas condenadas a la pobreza”. Contactamos al equipo de El Baquedano y les pedimos la fuente directa de la supuesta declaración. Dijeron que derivarían nuestra solicitud al investigador del equipo. Esperamos varios días e insistimos pero no nos enviaron respuesta.

Calificamos el título como falso porque, de las muchas declaraciones de la OMS sobre el tema, en ninguna dicen que éstas son innecesarias.

En el cuerpo del texto agregan: «La entidad globalista OMS ha vuelto a dar un espectáculo deprimente después de meses de errores, fracasos y malas indicaciones en el manejo del virus chino. Esta vez el organismo reconoció que las cuarentenas que impuso a la mayoría de los países del mundo no son una solución efectiva para la enfermedad».

Lo que afirman no es cierto. En rigor, desde marzo la Organización Mundial de la Salud viene realizando advertencias sobre los efectos negativos que pueden generar los confinamientos masivos y desde entonces han solicitado a los países evitar su prolongación en el tiempo.

El 25 de marzo su director general, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo:

«Para frenar la propagación de la COVID-19, muchos países han aplicado medidas sin precedentes, que acarrean un importante costo social y económico: cerrar escuelas y empresas, cancelar eventos deportivos y pedirle a la población que se quede en casa y tome medidas de protección. 
Entendemos que estos países están intentando calibrar cuándo y cómo podrán suavizar estas medidas.
La respuesta depende de lo que hagan los países mientras aplican estas medidas al conjunto de la población.
Pedir a la población que se quede en casa y suspender su circulación permite ganar tiempo y rebajar la presión sobre los sistemas de salud.
Pero estas medidas no acabarán, por sí solas, con la epidemia.
El objetivo de estas acciones es que se adopten medidas más precisas y específicas para detener la transmisión y salvar vidas»

Accede al texto con la alocución completa

En agosto, la jefa del Programa de Emergencias Sanitarias de OMS, Maria Van Kerkhove, señaló en una entrevista a The Telegraph que “los bloqueos no son algo que la OMS recomendó, pero fueron necesarios en varios países porque los brotes estaban creciendo muy rápidamente (…) Tenemos la esperanza de que los países no necesiten implementar bloqueos nacionales nuevamente”.


¿En qué se basa la publicación de El Baquedano?

Probablemente en la entrevista que dio el 9 de octubre el delegado especial de la OMS para la COVID-19 en Europa, David Nabarro al medio británico The Spectator. Dijo: “Hacemos un llamamiento a todos los líderes mundiales: dejen de utilizar el bloqueo como método de control principal (en referencia a la Covid-19 (…) En la OMS no abogamos por los bloqueos como el principal medio de control de este virus. Los encierros sólo tienen una consecuencia que nunca se debe menospreciar, y es hacer que la gente pobre sea muchísimo más pobre”.

Los críticos de la OMS -como el presidente de Estados Unidos, Donald Trump- interpretaron esas palabras como un cambio de estrategia de parte del organismo. Pero, en rigor, Nabarro solo reforzó lo que la entidad venía diciendo hacía meses: que los bloqueos no son sostenibles en el tiempo y que tienen un impacto negativo en la economía.

En la misma línea el organismo internacional publicó cuatro días después (13 de octubre) en su cuenta de Twitter:

«Los bloqueos no son soluciones sostenibles debido a sus importantes impactos económicos, sociales y de salud en general.
Sin embargo, durante la pandemia # COVID19 ha habido momentos en los que las restricciones eran necesarias y puede haber otros momentos en el futuro»

Literalmente el tweet dice que son necesarios en algunos casos.

Sí hay algo de cierto en la publicación analizada. Respecto a las cifras que El Baquedano publica, la estimación de «150 millones de personas condenadas a la pobreza», se sostiene en la declaración que realizó en octubre el presidente del Banco Mundial, David Malpass, en un discurso en la Frankfurt School of Finance and Management.

*Chequeo realizado por Andrés Palominos y Óscar Marcos.

Por Editor

Deja un comentario