Al 1 de diciembre de 2020, no cumple con la ley. No registra dichas reuniones.

La senadora Ximena Rincón ha sido foco de polémica últimamente, debido a mails y audios que muestran un supuesto vínculo con la empresa Felices y Forrados (F&F) de la cual su hermano Ricardo Rincón es abogado. Se le cuestiona por haber intentado agregar una indicación al proyecto del segundo retiro del 10% en la Comisión de Constitución que beneficiaba a empresas como F&F al establecer lo siguiente: “No podrá restringirse la asesoría provisional, sea gratuita o remunerada, para efectos del retiro de fondos de pensiones que las disposiciones transitorias de esta Constitución establezcan, o para otros fines previsionales que el afiliado determine”.

La senadora Rincón publicó en su cuenta de Twitter @ximerincon una carta que escribió en La Tercera, en la que niega cualquier tipo de relación con F&F y su fundador, Gino Lorenzini, argumentando que son ataques para sacarla del debate previsional.

Dice: “En mi tarea legislativa pido opiniones y me reúno con diversos actores. En el ámbito previsional me he reunido con F&F como lo han hecho muhcos otros parlamentarios y parlamentarias”. En el texto, Ximena Rincón afirma haberse reunido además con la Asociación de asesores previsionales y  con el movimiento “Aquí la gente”. A partir de estas declaraciones decidimos investigar si estas reuniones habían sido registradas como lo exige la ley 20.730 la cual regula el lobby y las gestiones particulares ante las autoridades y funcionarios. 

Ingresamos a infolobby.cl, la plataforma que consolida este tipo de información. Confirmamos que no ha registrado ninguna reunión con los grupos de interés mencionados ni otros asociados al sector previsional. Ni como senadora, ni antes en su rol de subsecretaria del trabajo y subsecretaria general de la presidencia.

Consultamos al director ejecutivo del capítulo chileno de transparencia internacional Alberto Precht, si está obligada la senadora a registrar dichos encuentros en su rol de legisladora (como ella argumenta en la carta): “Si un privado en este caso, el señor Lorenzini de Felices y Forrados se reunió con la senadora Rincón para influir en una determinada normativa respecto a los asesores previsionales u otros respecto al sistema de pensiones estaría dentro de las causales de la ley de Lobby, por lo tanto todas esas reuniones y contactos deberían de haber sido registrados, este no sería el caso por lo cual existe una omisión al respecto del cumplimiento de la norma”, dijo Precht.  

También nos contactamos con el equipo de la senadora para saber por qué no hay registro de estas reuniones. El periodista Samuel Chambe nos hizo llegar la siguiente respuesta de parte de Ximena Rincón: «Hubo un problema de cambio de encargado, que se está solucionando. La encargada de llevar el registro dejó de trabajar en marzo con la senadora debido a una operación que debía realizarse y quien la reemplazó no tenía toda la información para realizar adecuadamente el proceso”. Dicen que están trabajando para subir toda esta información al registro de lobby lo antes posible. 

**Chequeo realizado por Emiliano Chacón y Scarlett Sepúlveda

Por Editor

Deja un comentario