Impreciso

Sergio Melnick, economista y ex ministro de Estado de Augusto Pinochet, publicó en su cuenta de Twitter una imagen en la que se relaciona los sueldos mínimos y las remuneraciones que reciben los parlamentarios en siete países, incluido Chile. ¿Es verdadero y vigente el balance de Melnick? En Check-In desglosamos dato a dato y te entregamos nuestras conclusiones en detalle.

En 2019, en el marco del debate político-legislativo sobre la remuneración a los parlamentarios chilenos, la Biblioteca del Congreso Nacional (BCN) publicó un documento comparativo entre las dietas y asignaciones de legisladores de 11 países. Dicho análisis le da la razón a Melnick en 5 de los 7 países que menciona: Alemania, Chile, España, Francia y Nueva Zelanda. Los otros dos, Suecia y Noruega, no fueron considerados en el documento de la BCN.

¿Cuál es la fuente del economista en esos casos? Se lo consultamos a través de correo electrónico pero no tuvimos respuesta.

Y entonces ¿por qué calificamos su tweet como impreciso? Por varias razones. En primer lugar, porque los datos del estudio de la BCN en 2019 no son los mismos que en 2020, fecha en que Melnick emite la información.

Lo primero que debemos explicar es que en un análisis de este tipo los montos deben expresarse bajo metodología de Paridad de Poder Adquisitivo a fin de establecer un factor de conversión común que iguale las monedas de cada país, y que en consecuencia valide el estudio.

En Check-In consultamos al investigador Rafael Hernández, quien realizó el documento de la Biblioteca del Congreso Nacional y explicó que la operatoria se basa en factores de conversión dados por el Banco Mundial: “se obtiene la razón entre el dólar y la moneda local realizando una división de los montos expresados en las respectivas monedas locales, por su paridad con el dólar. Teniendo ese cociente, que se obtiene con el tipo de cambio del mercado, se le aplican los factores de conversión”.

Si revisamos uno a uno los países, con información actualizada a 2020 los datos de Sergio Melnick pierden fuerza.

Relación en Chile

Según los datos difundidos por Melnick, el salario percibido por un parlamentario correspondería a 33 veces el sueldo mínimo fijado en Chile. Si bien esta equivalencia estuvo vigente para 2019 –año en el que la remuneración mínima era de $301.000 brutos y la dieta parlamentaria de $9.349.851–, actualmente esas cifran presentan diferencias.

En mayo de 2020, la ley N°21.233 reformó la Constitución, modificando las remuneraciones de las altas autoridades del país. En la norma se establece una reducción del 25% –fijada por el Consejo de Alta dirección pública– por lo que el monto recibido por los miembros del Congreso pasó a ser de $7.012.390.

Tras esta rebaja, la Dirección Nacional del Servicio Civil asegura que también disminuyó la brecha con el sueldo mínimo, siendo ahora una relación de 1:22. A esto se suma que la Ley Nº 21.283, a partir del 1 de septiembre de 2020, fijó el sueldo mínimo chileno en $326.500. Con esto la relación entre salarios vuelve a cambiar, y la dieta parlamentaria equivaldría a 21,4 remuneraciones base.

¿Y qué pasa con el resto de los países?

En el tweet del economista se alude a otros seis países a fin de comparar la situación de Chile. Estos son: Suecia, Nueva Zelanda, Noruega, Francia, Alemania y España. Considerando las legislaciones vigentes en cada Estado, determinamos cada relación en particular.

Suecia

Primero, ¿tiene Suecia sueldo mínimo? No. Esta información es falsa, ya que al igual que otros cinco países de la Unión Europea –Italia, Austria, Chipre, Dinamarca y Finlandia– el territorio sueco no cuenta con un salario mínimo común fijado por ley. El mercado laboral se regula bajo el método de negociación colectiva de los sueldos.  

Por otra parte, según la ley vigente en este país (2016: 1108) la tarifa de remuneración para los miembros del parlamento –denominado Riskdag– es de 68.400 SEK al mes, lo que es equivalente a aproximadamente US$8019. 

Nueva Zelanda

El equivalente planteado por Melnick respecto de este país es, primero, impreciso. En abril de 2020, el gobierno neozelandés renovó sus cifras establecidas para el salario mínimo.

Cabe destacar que, a diferencia de otros estados que lo hacen de forma mensual, Nueva Zelanda fija un monto base por hora, siendo este de $18.90, un equivalente a aproximadamente diez mil pesos chilenos.

Según lo que publica el economista, no hay claridad sobre cómo se extrapola esa cifra para establecer que la relación con el salario de los parlamentarios.

De todas formas, el parlamento de Nueva Zelanda declara en sus distintos documentos que los montos a pagar a sus miembros corresponden a dólares neozelandeses por año, y que a 2020, la remuneración anual fluctuaría entre los $160,000 and $180,000. Esto, sería equiparable a entre 85 y 95,8 millones de pesos chilenos.

Noruega

En el caso de Noruega, también correspondería a una información imprecisa. ¿Por qué? Porque este país tampoco cuenta con un salario mínimo común, las remuneraciones base se fijan según el rubro al que pertenezca un trabajador  y de acuerdo a la calificación de este, y la imagen de Melnick no especifica este punto.

Además, los sueldos mínimos –al igual que en el caso de Nueva Zelanda– se fijan por hora, y no existe una aclaración pertinente en la comparación que hace el economista. Por otro lado, los miembros del parlamento noruego o Stortinget reciben una  retribución fija anual de NOK 987.997 comparable a aproximadamente 85 millones de pesos.

Francia

El cuadro comparativo de Melnick asegura que en Francia el sueldo de un parlamentario equivale a cinco sueldos mínimos.

Desde el 1 de enero de 2020, el país europeo fijó en 1.219 € la remuneración neta por mes sobre la  base de la duración legal del trabajo 35 horas semanales. En tanto, el importe neto mensual de los parlamentarios es de 5.715,43 €.

Con estos datos, el salario recibido por los miembros del Parlamento de Francia correspondería a 4,6 sueldos mínimos. 

Alemania

Según lo que publica el economista, la relación salarial de Alemania sería igual que la de Francia.

El límite salarial inferior establecido por la legislación alemana también se fija por horas, y para 2020 se estipuló en 9,35 €. La imagen de Melnick no explicita el criterio aplicado para la comparación con el sueldo de los parlamentarios, por lo que el contenido al respecto sería impreciso.

Igualmente, los miembros del Bundestag o Parlamento Federal reciben como dieta 10.083,47 euros brutos al mes.

España

Por último, el 4 de febrero de 2020 se publicó en España Real Decreto 231, que fija el salario mínimo en 950 euros al mes. Si esta cifra se compara con la recibida por los parlamentarios españoles –que es de 2.981,86 euros–, sería de 1:3.

Ante esto, la información difundida por Sergio Melnick respecto de este punto sería falsa, ya que la imagen establece que la dieta parlamentaria española corresponde a cinco sueldos mínimos.

** Chequeo realizado por Francisca González

Deja un comentario