Impreciso

Durante el primer fin de semana de abril, usuarias de Twitter denunciaron la exigencia de receta médica para adquirir pastillas anticonceptivas por delivery. La ginecóloga Andrea Huneeus afirmó en la plataforma que: “Los anticonceptivos se venden sin receta médica en Chile. Si alguien tiene algún decreto nuevo del ISP que me lo muestre por favor”.

Tras la viralización del requerimiento en Cornershop para acceder a este tipo de medicamentos en Farmacias Cruz Verde, las afectadas comenzaron a manifestarse por redes sociales en contra de la medida. Las mujeres reclamaban la arbitrariedad de la norma en las condiciones sanitarias actuales y que la “nueva norma” atentaba en contra de su salud sexual y reproductiva. Además, le exigían al Gobierno y al Instituto de Salud Pública (ISP) revocar la medida.

El equipo del Observatorio de datos se comunicó con el ISP para saber cuándo se estableció  la normativa que indica como condición de venta tener una receta médica. El ISP dijo que cada vez que se registra un nuevo medicamento se debe especificar su condición de venta. En el caso de las pastillas anticonceptivas, todas deben ser vendidas con receta médica simple (sin retención) y que depende de la farmacia si la exige o no. Además, destacaron que la información está disponible en su página web, en la sección de Consulta Productos Registrados.

El principal compuesto activo de las pastillas anticonceptivas es el Levonorgestrel. Al buscar uno de los medicamentos con mayor antigüedad de registro y renovación se encontró que Anulette, renovado por última vez en 2015, cuenta con la condición de venta “Receta Médica”.

El Colegio de Químicos Farmacéuticos y Bioquímicos de Chile, por su parte, confirmó en una declaración pública, con fecha del 6 de abril, que: “Por tratarse de productos que requieren evaluación, diagnóstico y supervisión profesional, su condición de venta siempre ha sido y es bajo receta médica simple”. 

Asimismo, el equipo se comunicó con la Ministra de la Mujer, Mónica Zalaquett, para consultarle sobre la supuesta vulneración de derechos. La ministra indicó que si bien en el registro sanitario está estipulado que todos los medicamentos anticonceptivos deben ser vendidos con receta médica, “como Ministerio de la Mujer y la Equidad de Género hicimos un llamado al ISP para la flexibilización de su comercialización durante la crisis sanitaria”.

El mismo 6 de abril, el ISP anunció que ofició a las farmacias del país para flexibilizar la adquisición de anticonceptivos en establecimientos farmacéuticos. “No se verán en la obligación de exigir una receta para la venta presencial y electrónica”, explicaron. En la cuenta de Instagram, el director (s), Heriberto García, aclaró la regulación vigente de los anticonceptivos y dijo que “lo que hay es una supervisión del químico farmacéutico sobre el uso correcto de las recetas”. “Están capacitados para tomar la decisión de eximir el uso de recetas como en el caso de los anticonceptivos”, añadió.

Deja un comentario