Chequeado por: Magdalena Araya

Es cierto que en los años 2016 y 2017, durante el segundo gobierno de Michelle Bachelet el ingreso de migrantes por pasos no habilitados había aumentado, pero no podríamos calificarlo de «aumento sin control». Según datos de la PDI ese crecimiento fue de 2.097 en 2014 a 2.905 en 2017. De hecho, el mayor aumento se da en 2018, durante el primer año del segundo mandato de Sebastián Piñera donde el número llegó a 6.310, como muestra el gráfico al pie de la nota.

Esta no es la primera vez que Piñera dice algo parecido. En la cuenta pública del año pasado dijo «Para que Chile siga siendo un país abierto y acogedor, y no repetir el desorden que existió en esta materia cuando se permitió el ingreso de cientos de miles de extranjeros de forma irregular; y para proteger los derechos de los migrantes y refugiados, necesitamos una legislación migratoria moderna y acorde con los más altos estándares internacionales» atribuyendo desorden al gobierno de su antecesora. En esa oportunidad el equipo de Fact Checking Cuenta Pública 2020 (iniciativa en la que participó nuestro observatorio) corroboró que esa información era falsa. Los periodistas Nicolás Villarroel H. y Jorge Vidal H. (FastcheckCL) entrevistaron a José Tomás Vicuña, director nacional del Servicio Jesuita a Migrantes, quien dijo: “Más bien, el ingreso irregular ha aumentado notoriamente en su propio mandato (de Piñera)”

En 2017 se registraron 2.905 migrantes mientras que el año siguiente fueron 6.310. En el primer semestre de 2020 se registraron 3.949 migrantes ilegales que llegaron a Chile y, como señala el SJM al respecto de las visas consulares, “…si sólo ponemos barreras, seguirán aumentando los ingresos irregulares”.

El Servicio Jesuita a Migrantes había solicitado información sobre esta materia a la Policía de Investigaciones vía Ley de Transparencia. Con los datos que recibieron como respuesta confeccionaron esta tabla que aclara el panorama.

Por Editor

Deja un comentario