Metodología

Uno de los proyectos más importantes de nuestro Observatorio de Datos ODA es el reporte semanal de verificación y fact-checking de noticias y contenidos: CHECK-IN.

En 2020 nuestro equipo ingresó al mapa de fact-checkers del Duke Reporter’s Lab de la Universidad de Duke.

Destacan el trabajo que hicimos en 2019 en la verificación de contenido circulante Chile durante los meses de octubre y noviembre en el llamado «estallido social».

En el mes de julio fuimos parte del mayor ejercicio de verificación en la historia del periodismo chileno. Cinco equipos de chequeadores analizamos en detalle la cuenta pública del Presidente de la República Sebastián Piñera en 72 horas de trabajo ininterrumpido.


¿Cómo trabajamos el material que sometemos a verificación?

Paso 1: definir el objeto de análisis

Separamos el material en dos tipos, según su naturaleza: discursivo y multimedial

Contenido discursivo: Analizamos veracidad y calidad de datos, información y argumentos contenidos en mensajes de todo tipo, como pueden ser textos periodísticos (o aparentemente periodísticos), declaraciones públicas, comunicados de prensa, mensajes en redes sociales, etc.

Piezas multimediales: Verificamos fotografías, videos y audios a partir de sus metadatos y elementos técnicos para detectar su origen y manipulación si la hubiera.

Paso 2: chequear al emisor

Revisamos qué tan confiable es el emisor a partir de una serie de preguntas:

¿De dónde proviene el mensaje o pieza multimedial que vamos a analizar?

¿El emisor original tiene identidad conocida o es anónimo?

¿Es una institución o una persona?

¿Hay sospecha de que sea un bot?

Paso 3: Acceder al emisor

Si el emisor es un bot o un anónimo no avanzamos en el chequeo. Revisamos si el mismo mensaje ha sido emitido por otra vía por alguien identificable. Contactamos a la persona o institución y le solicitamos información respecto de las fuentes que respaldan lo que dice.

Paso 4: reporteo

Recurrimos a fuentes expertas, documentales y humanas que nos aporten información relevante.

Paso 5: Calificación

Contenido discursivo 
Verdadero:Las fuentes documentales y humanas consultadas corroboran la veracidad de lo que se dice.
Confiable:La naturaleza del contenido discursivo analizado no permite calificación absoluta (del tipo verdad/mentira o verdadero/falso). Los datos e información que aportan las fuentes humanas y documentales consultadas están en línea con lo analizado.
Requiere más información:El contenido discursivo requiere explicación mayor para entenderse a cabalidad. Si esa información falta, resulta confuso para el público. No usamos la calificación «engañoso» porque el engaño supone intención, que no es el caso.
Impreciso:El contenido discursivo incluye varios datos o informaciones. Algunas son plenamente ciertas y otras no. Además de calificar de «impreciso» detallamos en el cuerpo del texto el nivel de veracidad de cada dato o información considerada en el chequeo.
DiscutibleEl contenido analizable no permite calificación absoluta (del tipo verdadero/falso). Es en realidad interpretación y hay argumentos de peso para desestimarla.  
Desmentido:El contenido discursivo no puede ser chequeado a través de fuentes técnicas o especializadas. Solo puede referirse a él una fuente involucrada (protagonistas o testigos de un hecho) y ésta lo desmiente. Al decir «desmentido» transparentamos al público que no se trata de datos o hechos que permitan calificación absoluta.
No confiable:La naturaleza del contenido discursivo analizado no permite calificación absoluta (del tipo verdad/mentira o verdadero/falso). Los datos e información que aportan las fuentes humanas y documentales consultadas están en línea con lo analizado. En este caso existe una suma de razones para dudar del contenido analizado.
Corresponde a otro contexto:El contenido discursivo es real, pero corresponde a otra fecha o contexto, lo cual es relevante porque cambia el sentido de lo que se quiere decir.
Sin argumentos/ Insostenible:Lo que se dice es ligereza discursiva. No ofrece respaldo.
Falso:El contenido discursivo es mentira.

Cuando analizamos contenido multimedial


Contenido multimedia (videos, fotografías, audios) 
ExisteEl contenido multimedia analizado corresponde a material real.
Corresponde a otro contexto:El contenido multimedia corresponde a otro momento o contexto al que se anuncia.
Manipulado:El contenido multimedia fue alterado mediante algún mecanismo.
FALSOEl contenido multimedia es mentira.

Política de rectificación

El equipo de Check-In siempre está trabajando para verificar, con la mayor rigurosidad posible, el contenido y la información que circula por redes sociales y medios tradicionales. Y como sabemos que esto es un trabajo colaborativo y que no somos dueños de la verdad, estamos abiertos a corregir nuestras publicaciones y a recibir aclaraciones o rectificaciones. 

En el caso de que, como equipo nos demos cuenta que es necesario aclarar algún punto de lo que informamos – o que alguien nos alerte sobre algún error en nuestras notas – revisaremos en conjunto la pertinencia de la rectificación y agregaremos a la publicación original los siguientes elementos: 

  • Una nueva gráfica indicando que corresponde a un rechequeo y la clasificación correcta. 
  • Un subtítulo de “Rechequeo” al texto publicado originalmente, donde se indicará el porqué y la explicación de la rectificación. 

Recibiremos tus comentarios y nuevos antecedentes al correo observatoriodedatos@gmail.com

A %d blogueros les gusta esto: